Fue una sorpresa que los Draps se pusieran en marcha para grabar un nuevo disco, La Penúltima Bala le llaman… un camino de ida que quizá no tenga salida o que quizá tenga una vuelta. También me sorprendí cuando me llamaron porque querían que yo les hiciera el diseño del libreto, la galleta y todo lo que conforma el packaging de un disco.

Me puse a pensar cómo lo haria y le di rienda suelta al collage más complicado que he hecho en mi vida. Puede parecer que haya un montón de cosas como si las hubiera lanzado contra el papel, pero no! escuché detenidamente cada una de las canciones (15 en total, no podia ser más corto, no) e igual que en todo proyecto, empecé a anotar todas las palabras o sentimientos que Alex cantaba y me transmitian algo. Después hubo un gran trabajo de búsqueda en archivos copyleft, iba encontrando una a una las imagenes libres que, si o si, tenian que entrar en mi collage. Una de las dificultades que tuve en este trabajo fue la diferencia de color entre unas y otras, por lo que tuve que retocarlas con Photoshop, buscar una paleta de color entre el amarillo, beige, marrón, turquesa y coral, y unificar todo el conjunto con un filtro vintage creado expresamente para este trabajo. Todo lo demás fue resultado de la imaginación y un poco de locura, de superponer capas, de cambiar objetos cotidianos por otros y crear metáforas visuales. De aqui salió por ejemplo la niña haciendose un selfie con el fajo de billetes o la mujer que dispara una pluma contra unos militares con máscaras de gas. El observador se ve inmerso en un laberinto de imagenes que tiene que descifrar, buscar, unir, asociar…. en definitiva, pensar.

El libreto contiene las 15 canciones completas y puedes usar el reverso a modo de poster.

Espero que os haya gustado el resultado tanto como a mi el proceso. Y ya sabeis, lo mejor es comprarlo, escucharlo y tocarlo.
Puedes escucharlo aqui: https://losdraps.bandcamp.com/

 

Hasta pronto!

Pin It on Pinterest

Share This