Si mos preguntaren per què mos agrade el nadal, diriem sense cap dubte perquè és l’època de l’any en la qual un munt de xiquets i bebès se presenten davant les nostres càmeres, no tenen vergonya, no tenen complexos, no tenen por…. solament tenen ganes de passar-ho bé, riure i divertir-se. A voltes me descobreixo a mi mateixa mirant en un ull a traves del visor, l’altre ull tancat i un somriure a la boca, m’encante. Darrere de mi, una dona i un home en unes cares d’il·lusió impressionants i als quals potser los faltare un babero tamany XXL. Natres mos quedem en María, amb 3 mesos, és una nena plena de força i ens va dedicar somriures fins al final. Iker i Claudia, uns germans molt formals i obedients que van acabar fent el remolón en los seus pares. Alex també tenia 3 mesos i des del minut zero, quan mos va veure, ja sabia que ho passaria genial. I Sara!! la nostra veterana que ja porte 3 anys en natres i cada dia que passe és més pita!

Unes fotografies nadalenques en los seus somriures no tenen preu.

Bones Festes!

————————————————————————————————————-

Si nos preguntaran por qué nos gusta la navidad, diriamos sin lugar a dudas porque es la época del año en la que un montón de niños y bebés se presentan ante nuestras cámaras, no tienen verguenza, no tienen complejos, no tienen miedo…. solo tienen ganas de pasarlo bien, reir y divertirse. A veces me descubro a mi misma mirando con un ojo a traves del visor, el otro ojo guiñado y una sonrisa en la boca, me encanta. Detrás de mí, una mujer y un hombre con unas caras de ilusión impresionantes y a los que quizá les faltara un babero tamaño XXL. Nosotros nos quedamos con María, con 3 meses, es una niña llena de fuerza y nos dedicó sonrisas hasta el final. Iker y Claudia, unos hermanos muy formales y obedientes acabaron haciendo el remolón con sus padres. Alex también tenía 3 meses y desde el minuto cero, en cuanto nos vió, ya sabía que se lo pasaría superbien. Y Sara!! nuestra veterana ya lleva 3 años con nosotros y cada día que pasa es más pita!

Unas fotografías navideñas con sus sonrisas no tienen precio.

Felices Fiestas!