Si, ya lo se, se que la fotógrafa no debe llorar porque si lloras mientras miras por el visor para poder hacer las fotos pues se te empaña todo y no ves absolutamente nada…. En la boda de Tania y Gonzalo no pude aguantar la lagrimita porque son una pareja especial para Nebulosa Gràfica. Hugo, el pequeñin de la familia fue el primer bebé al que le hicimos fotos, por aquella época en la que aún no teniamos muy claro como tratarlos… y se portó taaaan bien que nos conquistó el corazón.

Qué alegría me dió cuando Tania me llamó para decirme que quería que yo le hiciera las invitaciones y las fotos de su boda, que por fín se casaban!! …y que no iba a ser un bodorrio tradicional… solo sería una verbena….. JA! Decoración vintage, photocall, coche de caballos y todo!!!

No se puede expresar con palabras, será mejor que miréis las imágenes.

Pin It on Pinterest

Share This