Este año nos ha dado por preparar nuestro propio Master Chef navideño en un duelo entre dos hermanos. 45 minutos para preparar unas galletas en el que el ingrediente secreto es la ilusión. Se vale empujar, molestar y pringar, con algún que otro beso y abrazo de apoyo….El resultado: una experiencia divertida que podéis hacer en casa pero si además te llevas el recuerdo en forma de fotografias pues mejor que mejor!!
¡Felices Fiestas!

Pin It on Pinterest

Share This